SEIU Colorado

SEIU Colorado

We are united by the belief in the dignity and worth of workers and the services they provide and dedicated to improving the lives of workers and their families and creating a more just and humane society.

SEIU Colorado Sitio web

Federal

Presidente

  • Joe Biden es uno de los servidores públicos más experimentados del país, ha sido senador de los EE.UU. por Delaware durante 36 años y vicepresidente de los EE.UU. durante ocho años. Se presenta con una plataforma progresista integral.

    Biden ha defendido los derechos individuales a lo largo de su carrera, desde encabezar la Ley de Violencia contra la Mujer hasta aprobar leyes que ampliaron la definición de delitos de odio para incluir aquellos basados en género, orientación sexual, identidad de género y discapacidad. Lideró la lucha para aprobar el Proyecto de Ley Brady, que estableció el sistema de verificación de antecedentes de armas de fuego, y ayudó a asegurar la prohibición de 10 años de las armas de asalto de 1994 a 2004. Como vicepresidente, supervisó la implementación de uno de los planes de recuperación económica más grandes en la historia de los EE.UU. en 2009, salvó la industria automotriz estadounidense y millones de empleos estadounidenses en todos los sectores de la economía. Durante la administración de Obama y Biden, los EE.UU. hizo grandes avances en el compromiso de energía limpia y brindó cobertura médica a millones de estadounidenses con la creación de cobertura de seguro médico para decenas de millones de personas con la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), una ley que Biden ha prometido expandir y mejorar.

    De ser elegido como presidente, Biden ha prometido trabajar con progresistas y moderados por igual para revertir el daño de los últimos cuatro años de obstrucción y las políticas que están manipulando aún más el sistema para los ricos y los que tienen buenas conexiones. Para la fuerza laboral del país, respalda un salario mínimo de $15 por hora y 12 semanas de licencia familiar y de enfermedad con goce de sueldo para todos los trabajadores. También intenta abordar la riqueza racial del país, las oportunidades y las brechas de empleo a través de un esfuerzo histórico para potenciar la creación y expansión de pequeñas empresas en zonas económicamente desfavorecidas. En cuanto a la crisis climática, quiere poner a EE.UU. en el camino hacia cero emisiones netas para el 2050 y volver a entrar en los acuerdos climáticos de París. En el frente inmediato, Biden tiene la experiencia para montar una respuesta nacional efectiva a la crisis y estará listo el primer día para combatir el COVID-19. También confiamos en que la experiencia de Biden en el manejo de gran parte de la recuperación económica con el Presidente Obama le ayudará a guiarse para ayudar a las personas, familias, pequeñas empresas y gobiernos locales y estatales que están teniendo dificultades como resultado de la fallida respuesta a la pandemia. Biden se asegurará de que las decisiones de salud pública sean tomadas por profesionales de la salud pública y pondrá en práctica medidas económicas ambiciosas y progresivas para luchar contra la crisis económica a la que nos enfrentamos.

    Se ha comprometido a defender el derecho al aborto, ampliar y proteger la membresía del sindicato, reunir un grupo equitativo y diverso de expertos para manejar la crisis de racismo institucional de la nación y restaurar la dignidad del cargo de presidente de los Estados Unidos.

    Biden es la clara elección presidencial para los votantes progresistas.

    En esta elección, se enfrenta a Donald Trump, quien piensan las progresistas es el presidente más corrupto, incompetente y anti-progresista que hemos visto en muchos años. El mayor logro de Trump como presidente fue imponer enorme recortes de impuestos que favoreció de manera abrumadora a los estadounidenses más ricos, lo que agrava aún más el problema de la disparidad de ingresos, y la retirada unilateral de los Acuerdos Climáticos de París, lo que convierte a EE.UU. en uno de los pocos países que no son signatarios. Su administración ha alentado repetidos intentos fallidos del Congreso para derogar la Ley de Cuidado de Salud Asequible, que ha brindado cobertura médica a millones de estadounidenses, incluida la búsqueda de un desafío ante un tribunal federal para desmantelar la ley, incluso en medio de una pandemia. Trump ha apoyado prácticas de inmigración racistas que contravienen el derecho internacional sobre el trato a los refugiados.

    Las decisiones de Trump se han filtrado incluso en las cosas más mundanas, afectando a los estadounidenses a diario. Eliminó un proyecto de ley que obligaba a las aerolíneas a divulgar las tarifas de equipaje, impidió que los consumidores demandaran a los bancos, ignoró la creciente crisis por los préstamos estudiantiles, levantó las prohibiciones de transferir equipos militares a las fuerzas del orden locales (lo que ha exacerbado los conflictos entre la policía y los ciudadanos, en particular en relación con las protestas de Black Lives Matter) y ha puesto en marcha una guerra comercial con China que ha causado un tremendo daño económico a los productores y fabricantes agrícolas estadounidenses.

    Los interminables escándalos de Trump son demasiados para enumerarlos aquí de manera completa, pero entre algunos de los peores están el mentir sobre el voto por correo, tanto que las plataformas de las redes sociales se han visto obligadas a eliminar su información errónea, el hacer constantemente declaraciones racistas, sexistas y difamatorias contra sus oponentes políticos a lo largo de su presidencia, el enviar a la policía federal a atacar a los manifestantes por la justicia racial en vehículos no marcados, el instalar adulones corruptos e incompetentes en todos los niveles del gobierno, el nombrar jueces federales y de la Corte Suprema que buscan anular el caso Roe v. Wade, prohibir a los estadounidenses transexuales el servicio militar sin motivo alguno, difundir teorías conspirativas perjudiciales y peligrosas, defender y ponerse del lado de supremacistas blancos y nacionalistas racistas, quitarle importancia a la gravedad del virus para el público aunque en realidad él sabía que no era así, profesar su amor por los dictadores y su desprecio por nuestros aliados tradicionales en el extranjero y eliminar la teoría crítica de la raza de las directivas federales. Para una lista más completa, le animamos a visitar la página de Wikipedia de las controversias de la administración Trump.

    Abundan las pruebas que demuestran que Trump nunca se desvinculó de sus negocios y ha utilizado su condición de presidente para el enriquecimiento personal. Y no olvidemos que fue acusado por preocupaciones de que primero bloqueó la ayuda militar a Ucrania y luego presionó a su presidente para buscar información dañina sobre su oponente político como un “favor.”

    Trump no sólo debe ser derrotado, sino que el margen de victoria debe ser tan resonante que le impida cuestionar los resultados de la elección como ya se ha comprometido a hacer.

    Joe Biden es uno de los servidores públicos más experimentados del país, ha sido senador de los EE.UU. por Delaware durante 36 años y vicepresidente de los EE.UU. durante ocho años. Se presenta con una plataforma progresista integral.

    Biden ha defendido los derechos individuales a lo largo de su carrera, desde encabezar la Ley de Violencia contra la Mujer hasta aprobar leyes que ampliaron la definición de delitos de odio para incluir aquellos basados en género, orientación sexual, identidad de género y discapacidad. Lideró la lucha para aprobar el Proyecto de Ley Brady, que estableció el sistema de verificación de antecedentes de armas de fuego, y ayudó a asegurar la prohibición de 10 años de las armas de asalto de 1994 a 2004. Como vicepresidente, supervisó la implementación de uno de los planes de recuperación económica más grandes en la historia de los EE.UU. en 2009, salvó la industria automotriz estadounidense y millones de empleos estadounidenses en todos los sectores de la economía. Durante la administración de Obama y Biden, los EE.UU. hizo grandes avances en el compromiso de energía limpia y brindó cobertura médica a millones de estadounidenses con la creación de cobertura de seguro médico para decenas de millones de personas con la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), una ley que Biden ha prometido expandir y mejorar.

    De ser elegido como presidente, Biden ha prometido trabajar con progresistas y moderados por igual para revertir el daño de los últimos cuatro años de obstrucción y las políticas que están manipulando aún más el sistema para los ricos y los que tienen buenas conexiones. Para la fuerza laboral del país, respalda un salario mínimo de $15 por hora y 12 semanas de licencia familiar y de enfermedad con goce de sueldo para todos los trabajadores. También intenta abordar la riqueza racial del país, las oportunidades y las brechas de empleo a través de un esfuerzo histórico para potenciar la creación y expansión de pequeñas empresas en zonas económicamente desfavorecidas. En cuanto a la crisis climática, quiere poner a EE.UU. en el camino hacia cero emisiones netas para el 2050 y volver a entrar en los acuerdos climáticos de París. En el frente inmediato, Biden tiene la experiencia para montar una respuesta nacional efectiva a la crisis y estará listo el primer día para combatir el COVID-19. También confiamos en que la experiencia de Biden en el manejo de gran parte de la recuperación económica con el Presidente Obama le ayudará a guiarse para ayudar a las personas, familias, pequeñas empresas y gobiernos locales y estatales que están teniendo dificultades como resultado de la fallida respuesta a la pandemia. Biden se asegurará de que las decisiones de salud pública sean tomadas por profesionales de la salud pública y pondrá en práctica medidas económicas ambiciosas y progresivas para luchar contra la crisis económica a la que nos enfrentamos.

    Se ha comprometido a defender el derecho al aborto, ampliar y proteger la membresía del sindicato, reunir un grupo equitativo y diverso de expertos para manejar la crisis de racismo institucional de la nación y restaurar la dignidad del cargo de presidente de los Estados Unidos.

    Biden es la clara elección presidencial para los votantes progresistas.

    En esta elección, se enfrenta a Donald Trump, quien piensan las progresistas es el presidente más corrupto, incompetente y anti-progresista que hemos visto en muchos años. El mayor logro de Trump como presidente fue imponer enorme recortes de impuestos que favoreció de manera abrumadora a los estadounidenses más ricos, lo que agrava aún más el problema de la disparidad de ingresos, y la retirada unilateral de los Acuerdos Climáticos de París, lo que convierte a EE.UU. en uno de los pocos países que no son signatarios. Su administración ha alentado repetidos intentos fallidos del Congreso para derogar la Ley de Cuidado de Salud Asequible, que ha brindado cobertura médica a millones de estadounidenses, incluida la búsqueda de un desafío ante un tribunal federal para desmantelar la ley, incluso en medio de una pandemia. Trump ha apoyado prácticas de inmigración racistas que contravienen el derecho internacional sobre el trato a los refugiados.

    Las decisiones de Trump se han filtrado incluso en las cosas más mundanas, afectando a los estadounidenses a diario. Eliminó un proyecto de ley que obligaba a las aerolíneas a divulgar las tarifas de equipaje, impidió que los consumidores demandaran a los bancos, ignoró la creciente crisis por los préstamos estudiantiles, levantó las prohibiciones de transferir equipos militares a las fuerzas del orden locales (lo que ha exacerbado los conflictos entre la policía y los ciudadanos, en particular en relación con las protestas de Black Lives Matter) y ha puesto en marcha una guerra comercial con China que ha causado un tremendo daño económico a los productores y fabricantes agrícolas estadounidenses.

    Los interminables escándalos de Trump son demasiados para enumerarlos aquí de manera completa, pero entre algunos de los peores están el mentir sobre el voto por correo, tanto que las plataformas de las redes sociales se han visto obligadas a eliminar su información errónea, el hacer constantemente declaraciones racistas, sexistas y difamatorias contra sus oponentes políticos a lo largo de su presidencia, el enviar a la policía federal a atacar a los manifestantes por la justicia racial en vehículos no marcados, el instalar adulones corruptos e incompetentes en todos los niveles del gobierno, el nombrar jueces federales y de la Corte Suprema que buscan anular el caso Roe v. Wade, prohibir a los estadounidenses transexuales el servicio militar sin motivo alguno, difundir teorías conspirativas perjudiciales y peligrosas, defender y ponerse del lado de supremacistas blancos y nacionalistas racistas, quitarle importancia a la gravedad del virus para el público aunque en realidad él sabía que no era así, profesar su amor por los dictadores y su desprecio por nuestros aliados tradicionales en el extranjero y eliminar la teoría crítica de la raza de las directivas federales. Para una lista más completa, le animamos a visitar la página de Wikipedia de las controversias de la administración Trump.

    Abundan las pruebas que demuestran que Trump nunca se desvinculó de sus negocios y ha utilizado su condición de presidente para el enriquecimiento personal. Y no olvidemos que fue acusado por preocupaciones de que primero bloqueó la ayuda militar a Ucrania y luego presionó a su presidente para buscar información dañina sobre su oponente político como un “favor.”

    Trump no sólo debe ser derrotado, sino que el margen de victoria debe ser tan resonante que le impida cuestionar los resultados de la elección como ya se ha comprometido a hacer.

    Joe Biden es uno de los servidores públicos más experimentados del país, ha sido senador de los EE.UU. por Delaware durante 36 años y vicepresidente de los EE.UU. durante ocho años. Se presenta con una plataforma progresista integral.

    Biden ha defendido los derechos individuales a lo largo de su carrera, desde encabezar la Ley de Violencia contra la Mujer hasta aprobar leyes que ampliaron la definición de delitos de odio para incluir aquellos basados en género, orientación sexual, identidad de género y discapacidad. Lideró la lucha para aprobar el Proyecto de Ley Brady, que estableció el sistema de verificación de antecedentes de armas de fuego y ayudó a asegurar la prohibición de 10 años de las armas de asalto de 1994 a 2004. Como vicepresidente, supervisó la implementación de uno de los planes de recuperación económica más grandes en la historia de los EE.UU. en 2009, salvó la industria automotriz estadounidense y millones de empleos estadounidenses en todos los sectores de la economía. Durante la administración de Obama y Biden, los EE.UU. hizo grandes avances en el compromiso de energía limpia y brindó cobertura médica a millones de estadounidenses con la creación de cobertura de seguro médico para decenas de millones de personas con la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible, una ley que Biden ha prometido expandir y mejorar.

Senador de los EE.UU.

  • El exgobernador de Colorado y el actual senador de los EE.UU. John Hickenlooper no tomó el camino habitual hacia un cargo público. Después de ser despedido de su trabajo como geólogo, abrió una cervecería exitosa. Pero como propietario de una pequeña empresa, se involucró en su comunidad y se postuló para un cargo, sirviendo dos mandatos cada uno como alcalde de Denver y gobernador de Colorado, usando su perspectiva única para unir a las personas para lograr que se hagan las cosas.

    Cuando Hickenlooper asumió el cargo de gobernador en 2010, Colorado ocupaba el puesto 40 entre los estados en creación de empleo. Para cuando Hickenlooper dejó el cargo ocho años después, Colorado tenía la economía número uno en la nación. Con Hickenlooper, cuando era gobernador, la economía de Colorado creció sin dejar atrás a los habitantes de Colorado. Hickenlooper amplió Medicaid para cubrir a 400.000 habitantes de Colorado adicionales y redujo la tasa de personas sin seguro en casi dos tercios. Firmó tres leyes de seguridad de armas históricas en 2013 que prohibieron los cargadores de alta capacidad y requirieron verificaciones de antecedentes para cualquier transferencia de armas de fuego. En cuanto al medio ambiente, Hickenlooper convirtió a Colorado en el primer estado en limitar la contaminación por metano de los pozos de petróleo y gas. Trabajando con la Asamblea General, Hickenlooper firmó una legislación para garantizar que todos los votantes inscritos elegibles en Colorado reciban una boleta por correo, hizo que el registro de votantes sea más accesible y presionó por muchas otras reformas electorales que han hecho de Colorado un modelo de innovación electoral. También firmó una legislación histórica que otorga matrículas universitarias estatales a los DREAMers.

    Hickenlooper ha prometido mejorar y desarrollar la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) y apoya una opción de cobertura de salud pública administrada por el gobierno federal. Hickenlooper reconoce la amenaza existencial del cambio climático y favorece un enfoque audaz basado en la ciencia. Hickenlooper apoya las políticas de sentido común sobre la violencia armada, incluida la restauración de la prohibición de las armas de asalto. Hickenlooper fue el primer gobernador de Colorado en disculparse por la masacre de Sand Creek y se ha comprometido a escuchar las voces de las comunidades marginadas y erradicar el racismo sistémico donde acecha en nuestra sociedad, desde la brutalidad policial hasta las leyes de inmigración y las disparidades raciales en el estatus económico, hasta el acceso a una educación de calidad.

    Hickenlooper es la mejor opción del votante progresista para senador de los EE.UU.

    Se enfrenta al actual senador de los EE.UU. Cory Gardner en esta elección. Mientras estuvo en el Senado, Gardner ha sido un voto republicano confiable en la abrumadora mayoría de temas. Ha apoyado la posición de Donald Trump en las votaciones el 89% de las veces y Politico señala que Gardner es “confiablemente conservador en la mayoría de los temas”. En 2014, Gardner prometió en un anuncio de campaña hablar cuando su partido se equivoque y pidió a Donald Trump que se retirara de la campaña por la presidencia en octubre de 2016. Desde entonces, sin embargo, Gardner ha abrazado completamente a Trump y fue uno de los primeros senadores en respaldar la reelección de Trump.

    Desde sus primeros votos en el Congreso, Gardner ha buscado constantemente derogar la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA). Ha votado para derogar la ACA sin ningún reemplazo y para reemplazarla con un proyecto de ley que reduciría drásticamente la cobertura de salud y aumentaría el costo de la cobertura. Se le citó diciendo en un almuerzo privado que no derogar la ACA resultaría en menos donaciones a los republicanos, lo que sugiere que no está motivado por el bien común.

    Gardner ha rechazado la mayoría de las leyes de seguridad de armas a lo largo de su carrera y es uno de los principales receptores de donaciones de la Asociación Nacional del Rifle. Ha votado en contra de ampliar las verificaciones de antecedentes para incluir la venta en exhibiciones de armas, lo cual ha sido ley en Colorado desde poco después del tiroteo en la Escuela Secundaria de Columbine en 1999. Incluso votó en contra de prohibir la venta de armas a personas en la lista de vigilancia terrorista.

    En un cambio histórico de opinión, la junta editorial de The Denver Post declaró en 2019 que cometieron un error en su respaldo de 2014 a Gardner, afirmando que “ha estado demasiado ocupado caminando por la cuerda floja política para ser un líder”. 

    Esta elección también tiene un candidato libertario: Raymon Doane. Doane es un nativo de Denver que actualmente trabaja para el Departamento de Ingresos de Colorado como especialista en impuestos a la propiedad y analista comercial. Anteriormente se postuló para el senado estatal en 2016 como republicano y en 2018, primero se presentó para postularse para tesorero estatal y luego para el Congreso contra la demócrata Diana DeGette como libertario.

    Las pocas declaraciones públicas de Doane deberían hacer reflexionar a los votantes. Mientras el país ha estado lidiando con el brote de coronavirus, se citó a Doane diciendo: “El gobierno federal no debería tener que intervenir en nombre de los municipios y estados locales que toman malas decisiones durante una pandemia”. También ha dicho que cree que los mandatos de salud pública deberían ser más como “sugerencias”. Además, entre las cuatro posiciones políticas que Doane asume en su sitio web, destaca una declaración que respalda una Segunda Enmienda no regulada: “El gobierno NUNCA debería tener el monopolio de la fuerza. El Senado de los Estados Unidos debe... negarse a votar por cualquier legislación que limite el derecho de un estadounidense a la autodefensa”. Este tipo de declaraciones no representan a los progresistas de Colorado.

    El exgobernador de Colorado y el actual senador de los EE.UU. John Hickenlooper no tomó el camino habitual hacia un cargo público. Después de ser despedido de su trabajo como geólogo, abrió una cervecería exitosa. Pero como propietario de una pequeña empresa, se involucró en su comunidad y se postuló para un cargo, sirviendo dos mandatos cada uno como alcalde de Denver y gobernador de Colorado, usando su perspectiva única para unir a las personas para lograr que se hagan las cosas.

    Cuando Hickenlooper asumió el cargo de gobernador en 2010, Colorado ocupaba el puesto 40 entre los estados en creación de empleo. Para cuando Hickenlooper dejó el cargo ocho años después, Colorado tenía la economía número uno en la nación. Con Hickenlooper, cuando era gobernador, la economía de Colorado creció sin dejar atrás a los habitantes de Colorado. Hickenlooper amplió Medicaid para cubrir a 400.000 habitantes de Colorado adicionales y redujo la tasa de personas sin seguro en casi dos tercios. Firmó tres leyes de seguridad de armas históricas en 2013 que prohibieron los cargadores de alta capacidad y requirieron verificaciones de antecedentes para cualquier transferencia de armas de fuego. En cuanto al medio ambiente, Hickenlooper convirtió a Colorado en el primer estado en limitar la contaminación por metano de los pozos de petróleo y gas. Trabajando con la Asamblea General, Hickenlooper firmó una legislación para garantizar que todos los votantes inscritos elegibles en Colorado reciban una boleta por correo, hizo que el registro de votantes sea más accesible y presionó por muchas otras reformas electorales que han hecho de Colorado un modelo de innovación electoral. También firmó una legislación histórica que otorga matrículas universitarias estatales a los DREAMers.

    Hickenlooper ha prometido mejorar y desarrollar la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) y apoya una opción de cobertura de salud pública administrada por el gobierno federal. Hickenlooper reconoce la amenaza existencial del cambio climático y favorece un enfoque audaz basado en la ciencia. Hickenlooper apoya las políticas de sentido común sobre la violencia armada, incluida la restauración de la prohibición de las armas de asalto. Hickenlooper fue el primer gobernador de Colorado en disculparse por la masacre de Sand Creek y se ha comprometido a escuchar las voces de las comunidades marginadas y erradicar el racismo sistémico donde acecha en nuestra sociedad, desde la brutalidad policial hasta las leyes de inmigración y las disparidades raciales en el estatus económico, hasta el acceso a una educación de calidad.

    Hickenlooper es la mejor opción del votante progresista para senador de los EE.UU.

    Se enfrenta al actual senador de los EE.UU. Cory Gardner en esta elección. Mientras estuvo en el Senado, Gardner ha sido un voto republicano confiable en la abrumadora mayoría de temas. Ha apoyado la posición de Donald Trump en las votaciones el 89% de las veces y Politico señala que Gardner es “confiablemente conservador en la mayoría de los temas”. En 2014, Gardner prometió en un anuncio de campaña hablar cuando su partido se equivoque y pidió a Donald Trump que se retirara de la campaña por la presidencia en octubre de 2016. Desde entonces, sin embargo, Gardner ha abrazado completamente a Trump y fue uno de los primeros senadores en respaldar la reelección de Trump.

    Desde sus primeros votos en el Congreso, Gardner ha buscado constantemente derogar la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA). Ha votado para derogar la ACA sin ningún reemplazo y para reemplazarla con un proyecto de ley que reduciría drásticamente la cobertura de salud y aumentaría el costo de la cobertura. Se le citó diciendo en un almuerzo privado que no derogar la ACA resultaría en menos donaciones a los republicanos, lo que sugiere que no está motivado por el bien común.

    Gardner ha rechazado la mayoría de las leyes de seguridad de armas a lo largo de su carrera y es uno de los principales receptores de donaciones de la Asociación Nacional del Rifle. Ha votado en contra de ampliar las verificaciones de antecedentes para incluir la venta en exhibiciones de armas, lo cual ha sido ley en Colorado desde poco después del tiroteo en la Escuela Secundaria de Columbine en 1999. Incluso votó en contra de prohibir la venta de armas a personas en la lista de vigilancia terrorista.

    En un cambio histórico de opinión, la junta editorial de The Denver Post declaró en 2019 que cometieron un error en su respaldo de 2014 a Gardner, afirmando que “ha estado demasiado ocupado caminando por la cuerda floja política para ser un líder”. 

    Esta elección también tiene un candidato libertario: Raymon Doane. Doane es un nativo de Denver que actualmente trabaja para el Departamento de Ingresos de Colorado como especialista en impuestos a la propiedad y analista comercial. Anteriormente se postuló para el senado estatal en 2016 como republicano y en 2018, primero se presentó para postularse para tesorero estatal y luego para el Congreso contra la demócrata Diana DeGette como libertario.

    Las pocas declaraciones públicas de Doane deberían hacer reflexionar a los votantes. Mientras el país ha estado lidiando con el brote de coronavirus, se citó a Doane diciendo: “El gobierno federal no debería tener que intervenir en nombre de los municipios y estados locales que toman malas decisiones durante una pandemia”. También ha dicho que cree que los mandatos de salud pública deberían ser más como “sugerencias”. Además, entre las cuatro posiciones políticas que Doane asume en su sitio web, destaca una declaración que respalda una Segunda Enmienda no regulada: “El gobierno NUNCA debería tener el monopolio de la fuerza. El Senado de los Estados Unidos debe... negarse a votar por cualquier legislación que limite el derecho de un estadounidense a la autodefensa”. Este tipo de declaraciones no representan a los progresistas de Colorado.

    El exgobernador de Colorado y el actual senador de los EE.UU. John Hickenlooper no tomó el camino habitual hacia un cargo público. Después de ser despedido de su trabajo como geólogo, abrió una cervecería exitosa. Pero como propietario de una pequeña empresa, se involucró en su comunidad y se postuló para un cargo, sirviendo dos mandatos cada uno como alcalde de Denver y gobernador de Colorado, usando su perspectiva única para unir a las personas para lograr que se hagan las cosas.

    Cuando Hickenlooper asumió el cargo de gobernador en 2010, Colorado ocupaba el puesto 40 entre los estados en creación de empleo. Para cuando Hickenlooper dejó el cargo ocho años después, Colorado tenía la economía número uno en la nación. Con Hickenlooper, cuando era gobernador, la economía de Colorado creció sin dejar atrás a los habitantes de Colorado. Hickenlooper amplió Medicaid para cubrir a 400.000 habitantes de Colorado adicionales y redujo la tasa de personas sin seguro en casi dos tercios. Firmó tres leyes de seguridad de armas históricas en 2013 que prohibieron los cargadores de alta capacidad y requirieron verificaciones de antecedentes para cualquier transferencia de armas de fuego. En cuanto al medio ambiente, Hickenlooper convirtió a Colorado en el primer estado en limitar la contaminación por metano de los pozos de petróleo y gas. Trabajando con la Asamblea General, Hickenlooper firmó una legislación para garantizar que todos los votantes inscritos elegibles en Colorado reciban una boleta por correo, hizo que el registro de votantes sea más accesible y presionó por muchas otras reformas electorales que han hecho de Colorado un modelo de innovación electoral. También firmó una legislación histórica que otorga matrículas universitarias estatales a los DREAMers.

Congress

1st Congressional District

  • La representante titular Diana DeGette busca la reelección para lo que sería su decimotercer mandato como representante del 1° distrito congresional de Colorado. DeGette, abogada, es la legisladora nacional más importante de Colorado, la decana de su delegación de nueve miembros y la única mujer del estado en el Congreso.

    Tras vivir en Denver toda su vida, ha dedicado su carrera a proteger el medio ambiente, ampliar el acceso al cuidado de salud y luchar por la justicia reproductiva. Antes de ser elegida para el Congreso, DeGette sirvió dos mandatos en la Cámara de Representantes de Colorado, donde fue autora de una importante ley que protegía el acceso a las clínicas de aborto. Continúa este trabajo en el Congreso como copresidenta del Caucus Pro-Elección.

    DeGette ha sido reconocida por su capacidad para trabajar a través de las líneas de los partidos para generar resultados. Algunos de sus mayores logros incluyen desempeñar un papel importante en la aprobación de la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA), ser coautora de una ley influyente que modernizó nuestros campos de investigación médica y encabezar dos piezas de legislación clave que hicieron grandes mejoras en la protección de la seguridad del suministro de alimentos de nuestra nación. Como presidenta de un panel de supervisión clave, DeGette ha liderado el esfuerzo por responsabilizar a la administración Trump por separar a los niños indocumentados de sus familias.

    DeGette también ha sido una firme defensora de la promulgación de medidas de seguridad para las armas de sentido común, salvaguardar las tierras públicas de Colorado y proteger a los consumidores estadounidenses. Si es reelegida, DeGette seguirá siendo la voz fuerte y progresista que Denver necesita en Washington.

    Su oponente republicano, Shane Bolling, es un consultor de gestión que trabaja en energía. También es residente de Denver y candidato por primera vez a un cargo. Bolling no ha tomado ninguna posición problemática, excepto su apoyo descarado a Donald Trump. Retuiteó una cuenta de Twitter llamada “¿Cuándo se irá Trump?” con “No tan rápido mi amigo, más de 4 años”. También ha retuiteado otra cuenta que afirmaba que las recientes protestas de Black Lives Matter son la publicidad perfecta para Trump, comentando: “Es por eso que Colorado volverá a ser rojo el 11.03.20 simplemente Seguridad”. Bolling también retuitea y comenta sobre las teorías de conspiración del coronavirus. Parece que no toma posiciones sobre nada más.

    La representante titular Diana DeGette busca la reelección para lo que sería su decimotercer mandato como representante del 1° distrito congresional de Colorado. DeGette, abogada, es la legisladora nacional más importante de Colorado, la decana de su delegación de nueve miembros y la única mujer del estado en el Congreso.

    Tras vivir en Denver toda su vida, ha dedicado su carrera a proteger el medio ambiente, ampliar el acceso al cuidado de salud y luchar por la justicia reproductiva. Antes de ser elegida para el Congreso, DeGette sirvió dos mandatos en la Cámara de Representantes de Colorado, donde fue autora de una importante ley que protegía el acceso a las clínicas de aborto. Continúa este trabajo en el Congreso como copresidenta del Caucus Pro-Elección.

    DeGette ha sido reconocida por su capacidad para trabajar a través de las líneas de los partidos para generar resultados. Algunos de sus mayores logros incluyen desempeñar un papel importante en la aprobación de la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA), ser coautora de una ley influyente que modernizó nuestros campos de investigación médica y encabezar dos piezas de legislación clave que hicieron grandes mejoras en la protección de la seguridad del suministro de alimentos de nuestra nación. Como presidenta de un panel de supervisión clave, DeGette ha liderado el esfuerzo por responsabilizar a la administración Trump por separar a los niños indocumentados de sus familias.

    DeGette también ha sido una firme defensora de la promulgación de medidas de seguridad para las armas de sentido común, salvaguardar las tierras públicas de Colorado y proteger a los consumidores estadounidenses. Si es reelegida, DeGette seguirá siendo la voz fuerte y progresista que Denver necesita en Washington.

    Su oponente republicano, Shane Bolling, es un consultor de gestión que trabaja en energía. También es residente de Denver y candidato por primera vez a un cargo. Bolling no ha tomado ninguna posición problemática, excepto su apoyo descarado a Donald Trump. Retuiteó una cuenta de Twitter llamada “¿Cuándo se irá Trump?” con “No tan rápido mi amigo, más de 4 años”. También ha retuiteado otra cuenta que afirmaba que las recientes protestas de Black Lives Matter son la publicidad perfecta para Trump, comentando: “Es por eso que Colorado volverá a ser rojo el 11.03.20 simplemente Seguridad”. Bolling también retuitea y comenta sobre las teorías de conspiración del coronavirus. Parece que no toma posiciones sobre nada más.

    Diana DeGette

    La representante titular Diana DeGette busca la reelección para lo que sería su decimotercer mandato como representante del 1° distrito congresional de Colorado. DeGette, abogada, es la legisladora nacional más importante de Colorado, la decana de su delegación de nueve miembros y la única mujer del estado en el Congreso.

    Tras vivir en Denver toda su vida, ha dedicado su carrera a proteger el medio ambiente, ampliar el acceso al cuidado de salud y luchar por la justicia reproductiva. Antes de ser elegida para el Congreso, DeGette sirvió dos mandatos en la Cámara de Representantes de Colorado, donde fue autora de una importante ley que protegía el acceso a las clínicas de aborto. Continúa este trabajo en el Congreso como copresidenta del Caucus Pro-Elección.

    DeGette ha sido reconocida por su capacidad para trabajar a través de las líneas de los partidos para generar resultados. Algunos de sus mayores logros incluyen desempeñar un papel importante en la aprobación de la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA), ser coautora de una ley influyente que modernizó nuestros campos de investigación médica y encabezar dos piezas de legislación clave que hicieron grandes mejoras en la protección de la seguridad del suministro de alimentos de nuestra nación. Como presidenta de un panel de supervisión clave, DeGette ha liderado el esfuerzo por responsabilizar a la administración Trump por separar a los niños indocumentados de sus familias.

    DeGette también ha sido una firme defensora de la promulgación de medidas de seguridad para las armas de sentido común, salvaguardar las tierras públicas de Colorado y proteger a los consumidores estadounidenses. Si es reelegida, DeGette seguirá siendo la voz fuerte y progresista que Denver necesita en Washington.

    Su oponente republicano, Shane Bolling, es un consultor de gestión que trabaja en energía. También es residente de Denver y candidato por primera vez a un cargo. Bolling no ha tomado ninguna posición problemática, excepto su apoyo descarado a Donald Trump. Retuiteó una cuenta de Twitter llamada “¿Cuándo se irá Trump?” con “No tan rápido mi amigo, más de 4 años”. También ha retuiteado otra cuenta que afirmaba que las recientes protestas de Black Lives Matter son la publicidad perfecta para Trump, comentando: “Es por eso que Colorado volverá a ser rojo el 11.03.20 simplemente Seguridad”. Bolling también retuitea y comenta sobre las teorías de conspiración del coronavirus. Parece que no toma posiciones sobre nada más.

2nd Congressional District

  • El representante titular Joe Neguse se postula para la reelección en el 2º distrito congresional de Colorado. Neguse, un abogado e hijo de refugiados eritreos, es el primer y hasta ahora único afroamericano en servir en el Congreso por Colorado.

    Como vicepresidente del Caucus Progresista del Congreso, Neguse aboga por políticas progresistas audaces para abordar los problemas más urgentes que enfrenta nuestra nación, como Medicare para Todos y el Green New Deal. Sus prioridades hasta la fecha en el Congreso han incluido reducir los precios de los medicamentos recetados, aumentar los salarios de los trabajadores, garantizar una mayor rendición de cuentas en el gobierno y proteger las tierras públicas, que representan más del 50% de su distrito.

    Aunque fue elegido por primera vez hace apenas dos años, ha introducido más legislación que cualquier legislador de primer año en el país y se convertido en ley más legislación que cualquier miembro de la delegación del Congreso de Colorado. Antes del Congreso, Neguse luchó para ampliar las oportunidades para las familias en todo Colorado en una variedad de roles: como cofundador de New Era Colorado, la organización sin fines de lucro de movilización y registro de votantes juveniles más grande del estado; como miembro durante seis términos de la Junta de Regentes de CU; y como líder de la agencia estatal de protección al consumidor durante dos años.

    Neguse se describe a sí mismo como un eterno optimista que continuará brindando al segundo distrito del Congreso de Colorado una representación entusiasta, diligente y audaz si es reelegido.

    En contra de Neguse se postula Charles Winn, radiólogo y candidato por primera vez. Winn afirma que se postula para cambiar una “narrativa falsa” sobre el partido republicano, pero es un desafío ver cómo lo hará con sus declaraciones públicas sobre Donald Trump y el coronavirus.

    Cuando se le pidió que evaluara la respuesta del presidente a la pandemia, Winn eludió la pregunta y, en cambio, dijo que es “trágico que tengamos que señalar con el dedo”. Más tarde intentó aclarar que pensaba que Trump era “un buen oficial al mando”. Winn también trató de restar importancia a la amenaza planteada por COVID-19, culpando al partidismo por el virus y diciendo que los estadounidenses “comenzaron a politizar [la pandemia]”. Winn también afirmó que deberíamos volver a abrir la economía porque “el riesgo es menor que viajar en automóvil”. Hizo comparaciones con la pandemia de gripe de 1968 para tratar de demostrar que EE.UU. puede reabrir sus escuelas, pero no estuvo al tanto de los hechos; dijo que deberíamos “hacer lo que hicimos en 1968: seguir con nuestras vidas”.

    Este tipo de pensamiento nos ha ayudado a meternos en la crisis de salud en la que nos encontramos hoy y no puede ser elegido para un cargo.

    El representante titular Joe Neguse se postula para la reelección en el 2º distrito congresional de Colorado. Neguse, un abogado e hijo de refugiados eritreos, es el primer y hasta ahora único afroamericano en servir en el Congreso por Colorado.

    Como vicepresidente del Caucus Progresista del Congreso, Neguse aboga por políticas progresistas audaces para abordar los problemas más urgentes que enfrenta nuestra nación, como Medicare para Todos y el Green New Deal. Sus prioridades hasta la fecha en el Congreso han incluido reducir los precios de los medicamentos recetados, aumentar los salarios de los trabajadores, garantizar una mayor rendición de cuentas en el gobierno y proteger las tierras públicas, que representan más del 50% de su distrito.

    Aunque fue elegido por primera vez hace apenas dos años, ha introducido más legislación que cualquier legislador de primer año en el país y se convertido en ley más legislación que cualquier miembro de la delegación del Congreso de Colorado. Antes del Congreso, Neguse luchó para ampliar las oportunidades para las familias en todo Colorado en una variedad de roles: como cofundador de New Era Colorado, la organización sin fines de lucro de movilización y registro de votantes juveniles más grande del estado; como miembro durante seis términos de la Junta de Regentes de CU; y como líder de la agencia estatal de protección al consumidor durante dos años.

    Neguse se describe a sí mismo como un eterno optimista que continuará brindando al segundo distrito del Congreso de Colorado una representación entusiasta, diligente y audaz si es reelegido.

    En contra de Neguse se postula Charles Winn, radiólogo y candidato por primera vez. Winn afirma que se postula para cambiar una “narrativa falsa” sobre el partido republicano, pero es un desafío ver cómo lo hará con sus declaraciones públicas sobre Donald Trump y el coronavirus.

    Cuando se le pidió que evaluara la respuesta del presidente a la pandemia, Winn eludió la pregunta y, en cambio, dijo que es “trágico que tengamos que señalar con el dedo”. Más tarde intentó aclarar que pensaba que Trump era “un buen oficial al mando”. Winn también trató de restar importancia a la amenaza planteada por COVID-19, culpando al partidismo por el virus y diciendo que los estadounidenses “comenzaron a politizar [la pandemia]”. Winn también afirmó que deberíamos volver a abrir la economía porque “el riesgo es menor que viajar en automóvil”. Hizo comparaciones con la pandemia de gripe de 1968 para tratar de demostrar que EE.UU. puede reabrir sus escuelas, pero no estuvo al tanto de los hechos; dijo que deberíamos “hacer lo que hicimos en 1968: seguir con nuestras vidas”.

    Este tipo de pensamiento nos ha ayudado a meternos en la crisis de salud en la que nos encontramos hoy y no puede ser elegido para un cargo.

    Joe Neguse

    El representante titular Joe Neguse se postula para la reelección en el 2º distrito congresional de Colorado. Neguse, un abogado e hijo de refugiados eritreos, es el primer y hasta ahora único afroamericano en servir en el Congreso por Colorado.

    Como vicepresidente del Caucus Progresista del Congreso, Neguse aboga por políticas progresistas audaces para abordar los problemas más urgentes que enfrenta nuestra nación, como Medicare para Todos y el Green New Deal. Sus prioridades hasta la fecha en el Congreso han incluido reducir los precios de los medicamentos recetados, aumentar los salarios de los trabajadores, garantizar una mayor rendición de cuentas en el gobierno y proteger las tierras públicas, que representan más del 50% de su distrito.

    Aunque fue elegido por primera vez hace apenas dos años, ha introducido más legislación que cualquier legislador de primer año en el país y se convertido en ley más legislación que cualquier miembro de la delegación del Congreso de Colorado. Antes del Congreso, Neguse luchó para ampliar las oportunidades para las familias en todo Colorado en una variedad de roles: como cofundador de New Era Colorado, la organización sin fines de lucro de movilización y registro de votantes juveniles más grande del estado; como miembro durante seis términos de la Junta de Regentes de CU; y como líder de la agencia estatal de protección al consumidor durante dos años.

    Neguse se describe a sí mismo como un eterno optimista que continuará brindando al segundo distrito del Congreso de Colorado una representación entusiasta, diligente y audaz si es reelegido.

    En contra de Neguse se postula Charles Winn, radiólogo y candidato por primera vez. Winn afirma que se postula para cambiar una “narrativa falsa” sobre el partido republicano, pero es un desafío ver cómo lo hará con sus declaraciones públicas sobre Donald Trump y el coronavirus.

    Cuando se le pidió que evaluara la respuesta del presidente a la pandemia, Winn eludió la pregunta y, en cambio, dijo que es “trágico que tengamos que señalar con el dedo”. Más tarde intentó aclarar que pensaba que Trump era “un buen oficial al mando”. Winn también trató de restar importancia a la amenaza planteada por COVID-19, culpando al partidismo por el virus y diciendo que los estadounidenses “comenzaron a politizar [la pandemia]”. Winn también afirmó que deberíamos volver a abrir la economía porque “el riesgo es menor que viajar en automóvil”. Hizo comparaciones con la pandemia de gripe de 1968 para tratar de demostrar que EE.UU. puede reabrir sus escuelas, pero no estuvo al tanto de los hechos; dijo que deberíamos “hacer lo que hicimos en 1968: seguir con nuestras vidas”.

    Este tipo de pensamiento nos ha ayudado a meternos en la crisis de salud en la que nos encontramos hoy y no puede ser elegido para un cargo.

3rd Congressional District

  • Diane Mitsch Bush, exrepresentante estatal, se postula ahora para el Congreso. Es profesora de sociología jubilada y ex comisionada del condado de Routt que ha vivido en Western Slope, una parte del extenso 3º distrito congresional de Colorado, durante más de 43 años. Anteriormente se postuló para este escaño en 2018, cuando estuvo más cerca de ganar que cualquier demócrata en las tres elecciones anteriores.

    Compañeros de sus otros mandatos han elogiado la extrema atención de Mitsch Bush a los detalles, su pragmatismo y su voluntad de trabajar con todas las partes. Ha demostrado su capacidad para liderar con calma en los desastres, incluida la Gran Recesión, incendios forestales, inundaciones, sequías y la epidemia de gripe porcina. Mientras estuvo en la legislatura estatal, Mitsch Bush fue una destacada defensora de la agricultura familiar, la infraestructura hídrica sostenible y las pequeñas comunidades rurales. Patrocinó muchos proyectos de ley de importancia crítica, incluidos algunos para proteger el medio ambiente y responsabilizar a los contaminadores, reducir los costos del cuidado de salud y de los seguros médicos y aumentar los fondos para las escuelas rurales. Más del 80% de sus proyectos de ley fueron patrocinados conjuntamente por los republicanos rurales.

    Mitsch Bush ha dicho que las luchas tempranas de su familia con la inseguridad financiera le enseñaron la importancia de ayudar a los demás a través del servicio público. Su objetivo es tener unos Estados Unidos que brinden oportunidades para todos, no solo para los ricos y bien conectados. Tiene la intención de luchar para que el cuidado de salud sea asequible para todos, para proteger el medio ambiente para las generaciones venideras y para traer más empleos bien pagados a las comunidades rurales.

    Mitsch Bush es una legisladora experimentada y una líder local que, si es elegida al Congreso, estará lista desde el primer día para ponerse a trabajar en políticas que beneficiarán a su distrito.

    Se postula contra de ella la republicana Lauren Boebert. Boebert es la propietaria de Shooters Grill en Rifle, Colorado, un restaurante conocido principalmente por el hecho de que los camareros llevan armas encima abiertamente. Las armas son una de las pocas cosas de las que Boebert habla con regularidad. Una vez condujo por todo el estado para ir a un mitin por Beto O’Rourke solo para confrontarlo sobre su posición sobre el control de armas.

    Sin embargo, lo que los votantes realmente necesitan saber es que Boebert es una firme defensora de la teoría de conspiración QAnon: la idea descabellada de que Donald Trump está librando una guerra secreta contra los demócratas y las estrellas de cine que dirigen una red internacional de tráfico de niños. Ha sido citada diciendo: “Espero que esto sea real... Solo significa que los Estados Unidos se están volviendo más fuertes y mejores, y la gente está volviendo a los valores conservadores y eso es lo que yo sostengo”. Más tarde agregó: “Todo lo que he escuchado de este movimiento es solo para motivar, alentar y unir más fuerte a la gente... podría ser realmente grandioso para nuestro país”.

    Boebert no ha explicado más de sus propias posiciones más allá de los puntos de conversación genéricos, pero parece claro que está muy lejos de ser una elección progresista.

    Diane Mitsch Bush, exrepresentante estatal, se postula ahora para el Congreso. Es profesora de sociología jubilada y ex comisionada del condado de Routt que ha vivido en Western Slope, una parte del extenso 3º distrito congresional de Colorado, durante más de 43 años. Anteriormente se postuló para este escaño en 2018, cuando estuvo más cerca de ganar que cualquier demócrata en las tres elecciones anteriores.

    Compañeros de sus otros mandatos han elogiado la extrema atención de Mitsch Bush a los detalles, su pragmatismo y su voluntad de trabajar con todas las partes. Ha demostrado su capacidad para liderar con calma en los desastres, incluida la Gran Recesión, incendios forestales, inundaciones, sequías y la epidemia de gripe porcina. Mientras estuvo en la legislatura estatal, Mitsch Bush fue una destacada defensora de la agricultura familiar, la infraestructura hídrica sostenible y las pequeñas comunidades rurales. Patrocinó muchos proyectos de ley de importancia crítica, incluidos algunos para proteger el medio ambiente y responsabilizar a los contaminadores, reducir los costos del cuidado de salud y de los seguros médicos y aumentar los fondos para las escuelas rurales. Más del 80% de sus proyectos de ley fueron patrocinados conjuntamente por los republicanos rurales.

    Mitsch Bush ha dicho que las luchas tempranas de su familia con la inseguridad financiera le enseñaron la importancia de ayudar a los demás a través del servicio público. Su objetivo es tener unos Estados Unidos que brinden oportunidades para todos, no solo para los ricos y bien conectados. Tiene la intención de luchar para que el cuidado de salud sea asequible para todos, para proteger el medio ambiente para las generaciones venideras y para traer más empleos bien pagados a las comunidades rurales.

    Mitsch Bush es una legisladora experimentada y una líder local que, si es elegida al Congreso, estará lista desde el primer día para ponerse a trabajar en políticas que beneficiarán a su distrito.

    Se postula contra de ella la republicana Lauren Boebert. Boebert es la propietaria de Shooters Grill en Rifle, Colorado, un restaurante conocido principalmente por el hecho de que los camareros llevan armas encima abiertamente. Las armas son una de las pocas cosas de las que Boebert habla con regularidad. Una vez condujo por todo el estado para ir a un mitin por Beto O’Rourke solo para confrontarlo sobre su posición sobre el control de armas.

    Sin embargo, lo que los votantes realmente necesitan saber es que Boebert es una firme defensora de la teoría de conspiración QAnon: la idea descabellada de que Donald Trump está librando una guerra secreta contra los demócratas y las estrellas de cine que dirigen una red internacional de tráfico de niños. Ha sido citada diciendo: “Espero que esto sea real... Solo significa que los Estados Unidos se están volviendo más fuertes y mejores, y la gente está volviendo a los valores conservadores y eso es lo que yo sostengo”. Más tarde agregó: “Todo lo que he escuchado de este movimiento es solo para motivar, alentar y unir más fuerte a la gente... podría ser realmente grandioso para nuestro país”.

    Boebert no ha explicado más de sus propias posiciones más allá de los puntos de conversación genéricos, pero parece claro que está muy lejos de ser una elección progresista.

    Diane Mitsch Bush

    Diane Mitsch Bush, exrepresentante estatal, se postula ahora para el Congreso. Es profesora de sociología jubilada y ex comisionada del condado de Routt que ha vivido en Western Slope, una parte del extenso 3º distrito congresional de Colorado, durante más de 43 años. Anteriormente se postuló para este escaño en 2018, cuando estuvo más cerca de ganar que cualquier demócrata en las tres elecciones anteriores.

    Compañeros de sus otros mandatos han elogiado la extrema atención de Mitsch Bush a los detalles, su pragmatismo y su voluntad de trabajar con todas las partes. Ha demostrado su capacidad para liderar con calma en los desastres, incluida la Gran Recesión, incendios forestales, inundaciones, sequías y la epidemia de gripe porcina. Mientras estuvo en la legislatura estatal, Mitsch Bush fue una destacada defensora de la agricultura familiar, la infraestructura hídrica sostenible y las pequeñas comunidades rurales. Patrocinó muchos proyectos de ley de importancia crítica, incluidos algunos para proteger el medio ambiente y responsabilizar a los contaminadores, reducir los costos del cuidado de salud y de los seguros médicos y aumentar los fondos para las escuelas rurales. Más del 80% de sus proyectos de ley fueron patrocinados conjuntamente por los republicanos rurales.

    Mitsch Bush ha dicho que las luchas tempranas de su familia con la inseguridad financiera le enseñaron la importancia de ayudar a los demás a través del servicio público. Su objetivo es tener unos Estados Unidos que brinden oportunidades para todos, no solo para los ricos y bien conectados. Tiene la intención de luchar para que el cuidado de salud sea asequible para todos, para proteger el medio ambiente para las generaciones venideras y para traer más empleos bien pagados a las comunidades rurales.

    Mitsch Bush es una legisladora experimentada y una líder local que, si es elegida al Congreso, estará lista desde el primer día para ponerse a trabajar en políticas que beneficiarán a su distrito.

    Se postula contra de ella la republicana Lauren Boebert. Boebert es la propietaria de Shooters Grill en Rifle, Colorado, un restaurante conocido principalmente por el hecho de que los camareros llevan armas encima abiertamente. Las armas son una de las pocas cosas de las que Boebert habla con regularidad. Una vez condujo por todo el estado para ir a un mitin por Beto O’Rourke solo para confrontarlo sobre su posición sobre el control de armas.

    Sin embargo, lo que los votantes realmente necesitan saber es que Boebert es una firme defensora de la teoría de conspiración QAnon: la idea descabellada de que Donald Trump está librando una guerra secreta contra los demócratas y las estrellas de cine que dirigen una red internacional de tráfico de niños. Ha sido citada diciendo: “Espero que esto sea real... Solo significa que los Estados Unidos se están volviendo más fuertes y mejores, y la gente está volviendo a los valores conservadores y eso es lo que yo sostengo”. Más tarde agregó: “Todo lo que he escuchado de este movimiento es solo para motivar, alentar y unir más fuerte a la gente... podría ser realmente grandioso para nuestro país”.

    Boebert no ha explicado más de sus propias posiciones más allá de los puntos de conversación genéricos, pero parece claro que está muy lejos de ser una elección progresista.

6th Congressional District

  • El representante titular Jason Crow, abogado y exguardabosques del Ejército que completó tres giras en Irak y Afganistán, se postula para la reelección en el 6º distrito congresional de Colorado. En 2018, derrotó al antiguo titular republicano Mike Coffman para convertirse en el primer demócrata en representar a este distrito.

    Antes de servir en el Congreso, Crow pasó años ayudando a veteranos como él que luchaban por recibir beneficios, enfocando su trabajo en los problemas de abuso de sustancias e indigencia de los veteranos. Luego, durante su primer mandato, Crow se convirtió en el centro de la atención nacional como uno de los siete gerentes de juicio político que defendieron la destitución de Donald Trump de su cargo durante el juicio del Senado. Crow argumentó que Trump puso en riesgo tanto la seguridad de Ucrania como la seguridad nacional de EE.UU. al retener la ayuda militar a cambio de favores políticos.

    El distrito de Crow es el más diverso de Colorado, con 1 de cada 5 residentes nacidos fuera de los Estados Unidos; Crow ha dicho que esto es lo que hace que su comunidad sea un lugar tan especial para vivir. Apoya la protección de los DREAMers y la aprobación de una reforma migratoria integral y ha pedido al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que ponga fin a sus contratos con empresas de prisiones privadas.

    Crow también se ha centrado en instituir la reforma del financiamiento de campañas. El primer proyecto de ley que patrocinó, la Ley para Acabar con el Dinero Oscuro, evitaría que los mega donantes pudieran ocultar sus contribuciones políticas. Sus otras prioridades incluyen prevenir la violencia armada, combatir los efectos del cambio climático, garantizar que las pequeñas empresas puedan prosperar y luchar por una inversión audaz en la infraestructura de los EE.UU.

    Se postula contra el Steve House, ex presidente del partido republicano de Colorado y excandidato a gobernador. Pasó 35 años trabajando en la industria del cuidado de la salud, sin embargo, el punto más importante que House ha hecho sobre los problemas en el sistema de cuidado de la salud es que “debemos enfrentar los hechos y derogar Obamacare”. House aparentemente no se da cuenta de que los recientes esfuerzos republicanos para derogar y reemplazar lo que se conoce oficialmente como la Ley de Cuidado de Salud Asequible (que ha sido un salvavidas para muchos estadounidenses que luchan con la cobertura de seguro médico) han sido citados como la causa del aumento del costo de la cobertura de salud y al mismo tiempo reducir la cobertura en todo EE.UU. Este tipo de pensamiento regresivo no puede ser elegido para un cargo.

    El representante titular Jason Crow, abogado y exguardabosques del Ejército que completó tres giras en Irak y Afganistán, se postula para la reelección en el 6º distrito congresional de Colorado. En 2018, derrotó al antiguo titular republicano Mike Coffman para convertirse en el primer demócrata en representar a este distrito.

    Antes de servir en el Congreso, Crow pasó años ayudando a veteranos como él que luchaban por recibir beneficios, enfocando su trabajo en los problemas de abuso de sustancias e indigencia de los veteranos. Luego, durante su primer mandato, Crow se convirtió en el centro de la atención nacional como uno de los siete gerentes de juicio político que defendieron la destitución de Donald Trump de su cargo durante el juicio del Senado. Crow argumentó que Trump puso en riesgo tanto la seguridad de Ucrania como la seguridad nacional de EE.UU. al retener la ayuda militar a cambio de favores políticos.

    El distrito de Crow es el más diverso de Colorado, con 1 de cada 5 residentes nacidos fuera de los Estados Unidos; Crow ha dicho que esto es lo que hace que su comunidad sea un lugar tan especial para vivir. Apoya la protección de los DREAMers y la aprobación de una reforma migratoria integral y ha pedido al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que ponga fin a sus contratos con empresas de prisiones privadas.

    Crow también se ha centrado en instituir la reforma del financiamiento de campañas. El primer proyecto de ley que patrocinó, la Ley para Acabar con el Dinero Oscuro, evitaría que los mega donantes pudieran ocultar sus contribuciones políticas. Sus otras prioridades incluyen prevenir la violencia armada, combatir los efectos del cambio climático, garantizar que las pequeñas empresas puedan prosperar y luchar por una inversión audaz en la infraestructura de los EE.UU.

    Se postula contra el Steve House, ex presidente del partido republicano de Colorado y excandidato a gobernador. Pasó 35 años trabajando en la industria del cuidado de la salud, sin embargo, el punto más importante que House ha hecho sobre los problemas en el sistema de cuidado de la salud es que “debemos enfrentar los hechos y derogar Obamacare”. House aparentemente no se da cuenta de que los recientes esfuerzos republicanos para derogar y reemplazar lo que se conoce oficialmente como la Ley de Cuidado de Salud Asequible (que ha sido un salvavidas para muchos estadounidenses que luchan con la cobertura de seguro médico) han sido citados como la causa del aumento del costo de la cobertura de salud y al mismo tiempo reducir la cobertura en todo EE.UU. Este tipo de pensamiento regresivo no puede ser elegido para un cargo.

    Jason Crow

    El representante titular Jason Crow, abogado y exguardabosques del Ejército que completó tres giras en Irak y Afganistán, se postula para la reelección en el 6º distrito congresional de Colorado. En 2018, derrotó al antiguo titular republicano Mike Coffman para convertirse en el primer demócrata en representar a este distrito.

    Antes de servir en el Congreso, Crow pasó años ayudando a veteranos como él que luchaban por recibir beneficios, enfocando su trabajo en los problemas de abuso de sustancias e indigencia de los veteranos. Luego, durante su primer mandato, Crow se convirtió en el centro de la atención nacional como uno de los siete gerentes de juicio político que defendieron la destitución de Donald Trump de su cargo durante el juicio del Senado. Crow argumentó que Trump puso en riesgo tanto la seguridad de Ucrania como la seguridad nacional de EE.UU. al retener la ayuda militar a cambio de favores políticos.

    El distrito de Crow es el más diverso de Colorado, con 1 de cada 5 residentes nacidos fuera de los Estados Unidos; Crow ha dicho que esto es lo que hace que su comunidad sea un lugar tan especial para vivir. Apoya la protección de los DREAMers y la aprobación de una reforma migratoria integral y ha pedido al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que ponga fin a sus contratos con empresas de prisiones privadas.

    Crow también se ha centrado en instituir la reforma del financiamiento de campañas. El primer proyecto de ley que patrocinó, la Ley para Acabar con el Dinero Oscuro, evitaría que los mega donantes pudieran ocultar sus contribuciones políticas. Sus otras prioridades incluyen prevenir la violencia armada, combatir los efectos del cambio climático, garantizar que las pequeñas empresas puedan prosperar y luchar por una inversión audaz en la infraestructura de los EE.UU.

    Se postula contra el Steve House, ex presidente del partido republicano de Colorado y excandidato a gobernador. Pasó 35 años trabajando en la industria del cuidado de la salud, sin embargo, el punto más importante que House ha hecho sobre los problemas en el sistema de cuidado de la salud es que “debemos enfrentar los hechos y derogar Obamacare”. House aparentemente no se da cuenta de que los recientes esfuerzos republicanos para derogar y reemplazar lo que se conoce oficialmente como la Ley de Cuidado de Salud Asequible (que ha sido un salvavidas para muchos estadounidenses que luchan con la cobertura de seguro médico) han sido citados como la causa del aumento del costo de la cobertura de salud y al mismo tiempo reducir la cobertura en todo EE.UU. Este tipo de pensamiento regresivo no puede ser elegido para un cargo.

7th Congressional District

  • El representante titular Ed Perlmutter se postula para la reelección en el 7º distrito congresional de Colorado. El residente de toda la vida del condado de Jefferson ha estado activo en la representación de este distrito desde 2006 y es bien conocido por su implacable estilo de política minorista de puerta a puerta. Ha llevado a cabo más de 100 reuniones con los constituyentes en los mercados de alimentos locales, eventos que él llama “Gobierno en el supermercado”.

    Su principal prioridad desde que asumió el cargo ha sido mejorar las oportunidades para la zona mediante la lucha para asegurarse de que permanezcan los buenos trabajos en el Laboratorio Nacional de Energía Renovable en Golden y garantizar la finalización del Centro Médico VA en Aurora para el beneficio de los veteranos en la región de Rocky Mountain.

    Otro enfoque suyo ha sido la seguridad de las armas. Como vicepresidente del Grupo de Trabajo para la Prevención de la Violencia con Armas de la Cámara, ha apoyado el requisito de las comprobaciones de antecedentes universales y el restablecimiento de la prohibición federal de las armas de asalto. También presentó una legislación para abordar las brechas en la política federal sobre armas al aclarar y expandir las prohibiciones federales existentes relacionadas con la salud mental y otros factores de riesgo comunes en las tragedias de violencia con armas.

    Perlmutter trabajó para asegurar la aprobación de la histórica Ley Dodd-Frank, que colocó regulaciones muy necesarias a Wall Street y los grandes bancos y estableció la Oficina de Protección Financiera del Consumidor. Otras luchas que ha decidido librar incluyen una reforma migratoria integral, una gran inversión en la infraestructura de los EE.UU. y la preservación del Seguro Social y Medicare.

    Según el índice de la Universidad de Georgetown, Perlmutter es uno de los miembros del Congreso más bipartidistas. Es el candidato preferido en esta elección.

    El candidato republicano al que se enfrenta es Casper Stockham, quien anteriormente se postuló para representar al 1º y 6º distritos congresionales de Colorado. Su plataforma es la del republicano conservador genérico de estos días, que va de la mano con su estilo de campaña genérico. Él es “100% pro-vida y apoya el esfuerzo del presidente Trump para eliminar el financiamiento de Planned Parenthood”. Está en contra de las leyes de “bandera roja” que mantienen las armas lejos de los abusadores domésticos y presuntos delincuentes violentos. Piensa que Obamacare es “un desastre”. Y es un firme partidario de Trump, “ama su historial y sus resultados” y cree que Trump está “ganando para todos”. Estas posiciones nos llevan hacia atrás, no hacia adelante. Sugerimos votar por Perlmutter.

    El representante titular Ed Perlmutter se postula para la reelección en el 7º distrito congresional de Colorado. El residente de toda la vida del condado de Jefferson ha estado activo en la representación de este distrito desde 2006 y es bien conocido por su implacable estilo de política minorista de puerta a puerta. Ha llevado a cabo más de 100 reuniones con los constituyentes en los mercados de alimentos locales, eventos que él llama “Gobierno en el supermercado”.

    Su principal prioridad desde que asumió el cargo ha sido mejorar las oportunidades para la zona mediante la lucha para asegurarse de que permanezcan los buenos trabajos en el Laboratorio Nacional de Energía Renovable en Golden y garantizar la finalización del Centro Médico VA en Aurora para el beneficio de los veteranos en la región de Rocky Mountain.

    Otro enfoque suyo ha sido la seguridad de las armas. Como vicepresidente del Grupo de Trabajo para la Prevención de la Violencia con Armas de la Cámara, ha apoyado el requisito de las comprobaciones de antecedentes universales y el restablecimiento de la prohibición federal de las armas de asalto. También presentó una legislación para abordar las brechas en la política federal sobre armas al aclarar y expandir las prohibiciones federales existentes relacionadas con la salud mental y otros factores de riesgo comunes en las tragedias de violencia con armas.

    Perlmutter trabajó para asegurar la aprobación de la histórica Ley Dodd-Frank, que colocó regulaciones muy necesarias a Wall Street y los grandes bancos y estableció la Oficina de Protección Financiera del Consumidor. Otras luchas que ha decidido librar incluyen una reforma migratoria integral, una gran inversión en la infraestructura de los EE.UU. y la preservación del Seguro Social y Medicare.

    Según el índice de la Universidad de Georgetown, Perlmutter es uno de los miembros del Congreso más bipartidistas. Es el candidato preferido en esta elección.

    El candidato republicano al que se enfrenta es Casper Stockham, quien anteriormente se postuló para representar al 1º y 6º distritos congresionales de Colorado. Su plataforma es la del republicano conservador genérico de estos días, que va de la mano con su estilo de campaña genérico. Él es “100% pro-vida y apoya el esfuerzo del presidente Trump para eliminar el financiamiento de Planned Parenthood”. Está en contra de las leyes de “bandera roja” que mantienen las armas lejos de los abusadores domésticos y presuntos delincuentes violentos. Piensa que Obamacare es “un desastre”. Y es un firme partidario de Trump, “ama su historial y sus resultados” y cree que Trump está “ganando para todos”. Estas posiciones nos llevan hacia atrás, no hacia adelante. Sugerimos votar por Perlmutter.

    Ed Perlmutter

    El representante titular Ed Perlmutter se postula para la reelección en el 7º distrito congresional de Colorado. El residente de toda la vida del condado de Jefferson ha estado activo en la representación de este distrito desde 2006 y es bien conocido por su implacable estilo de política minorista de puerta a puerta. Ha llevado a cabo más de 100 reuniones con los constituyentes en los mercados de alimentos locales, eventos que él llama “Gobierno en el supermercado”.

    Su principal prioridad desde que asumió el cargo ha sido mejorar las oportunidades para la zona mediante la lucha para asegurarse de que permanezcan los buenos trabajos en el Laboratorio Nacional de Energía Renovable en Golden y garantizar la finalización del Centro Médico VA en Aurora para el beneficio de los veteranos en la región de Rocky Mountain.

    Otro enfoque suyo ha sido la seguridad de las armas. Como vicepresidente del Grupo de Trabajo para la Prevención de la Violencia con Armas de la Cámara, ha apoyado el requisito de las comprobaciones de antecedentes universales y el restablecimiento de la prohibición federal de las armas de asalto. También presentó una legislación para abordar las brechas en la política federal sobre armas al aclarar y expandir las prohibiciones federales existentes relacionadas con la salud mental y otros factores de riesgo comunes en las tragedias de violencia con armas.

    Perlmutter trabajó para asegurar la aprobación de la histórica Ley Dodd-Frank, que colocó regulaciones muy necesarias a Wall Street y los grandes bancos y estableció la Oficina de Protección Financiera del Consumidor. Otras luchas que ha decidido librar incluyen una reforma migratoria integral, una gran inversión en la infraestructura de los EE.UU. y la preservación del Seguro Social y Medicare.

    Según el índice de la Universidad de Georgetown, Perlmutter es uno de los miembros del Congreso más bipartidistas. Es el candidato preferido en esta elección.

    El candidato republicano al que se enfrenta es Casper Stockham, quien anteriormente se postuló para representar al 1º y 6º distritos congresionales de Colorado. Su plataforma es la del republicano conservador genérico de estos días, que va de la mano con su estilo de campaña genérico. Él es “100% pro-vida y apoya el esfuerzo del presidente Trump para eliminar el financiamiento de Planned Parenthood”. Está en contra de las leyes de “bandera roja” que mantienen las armas lejos de los abusadores domésticos y presuntos delincuentes violentos. Piensa que Obamacare es “un desastre”. Y es un firme partidario de Trump, “ama su historial y sus resultados” y cree que Trump está “ganando para todos”. Estas posiciones nos llevan hacia atrás, no hacia adelante. Sugerimos votar por Perlmutter.